20 agosto 2009

Revisando el Facebook de los Demonios de Tasmania para Salvarlos!

Bueno, no es en realidad Facebook, pero los análisis de las redes sociales de los Demonios de Tasmania, una especia amenazada al borde de la extinción debido a una enfermendad infecciosa, han sido usados para ayudar en su conservación.

EL Demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es el mayor marsupial carnívoro viviente. Sus poblaciones han sufrido severas disminuciones debido a un cancer infeccioso, el tumor facial de los demonios (devil facial tumour disease, abreviado DFTD). El DFTD es un cancer parasítico transmisible no-viral muy agresivo. Produce tumores faciles que interfieren con la alimentación y los animales afectados mueren de hambre. El DFTD ha arrasado con los demonios de Tasmania, con disminuciones poblacionales de hasta 50%.

Determinar exactamente cómo los animales interactuan podría mejorar los esfuerzos de control, pero pocos estudios han podido reproducir las redes sociales. Rodrigo K. Hamede y colegas de la Escuela de Zoología de la Universidad de Tasmania, Australia, han recientemente publicado en la revista científica Ecology Letters su estudio sobre la estructura de las redes de contacto entre individuos, un factor clave en la transmisión de enfermedades infecciosas.

Estos investigadores han usado una nueva técnología, collares de radio con sensores de proximidad que detectan cuando dos animales se acercan. Estos collares fueron colocados en 27 demonios. Los resultados indican que todos los demonios estudiados estuvieron conectados en un solo componente gigante. Dado que todos los animales están por lo tanto ligados directa o indirectamente entre sí, enfermedades podrían rapidamente extenderse dentro de la red desde cualquier individuo infectado. Mayor cantidad de contactos macho-hembra fueron observados durante la temporada de apareamiento, mientras que las hembras interactuaron más frecuentemente durante el resto del tiempo.

Estos resultados sugieren que hay un limitado potencial para controlar la enfermedad al enfocarse en clases sexuales o de edades altamente conectadas. El equipo no pudo encontrar un sexo o grupo de edad que tuvieren más conexiones que otro. Esta información hubiese podido permitir programas de control para bloquear la diseminación de la enfermedad al enfocarse en la clase más conectada.

Fotografías: Wikipedia y autor

Acceder al artículo científico:
Hamede, R.K. et al. 2009. Contact networks in a wild Tasmanian devil (Sarcophilus harrisii) population: using social network analysis to reveal seasonal variability in social behaviour and its implications for transmission of devil facial tumour disease. Ecology Letters DOI: 10.1111/j.1461-0248.2009.01370.x

Lea el blog Journal Watch Online de este artículo:http://journalwatch.conservationmagazine.org/2009/08/20/ties-that-bite/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, será publicado en breve! Tus comentarios alimentan mi blog!
Thanks for your comment! It will be published shortly. Your comments feed my blog!