06 abril 2010

La Luna tiene grandes depósitos de agua

Un experimento llevado a cabo a bordo de la sonda espacial india Chandrayaan-1 identificó grandes depósitos de hielo cerca del polo norte de la Luna. El experimento Mini-Sar de la agencia espacial estadounidense, NASA, encontró más de 40 cráteres que contienen hielo. Y los resultados de otra misión lunar, llamada LCROSS, afirman que hay otros compuestos, como hidrocarburos, mezclados en el suelo lunar. Estos hallazgos fueron presentados en la conferencia anual del Instituto Lunar y Planetario que se celebra en Texas, Estados Unidos.



Los cráteres de hielo tienen desde 2 a 15 kilómetros de diámetro y según la NASA el hielo que contienen debe tener al menos unos dos metros de grosor, de lo contrario no hubieran sido detectados por la sonda. El doctor Paul Spudis, del Instituto Lunar y Planetario en Houston, calcula que debe haber al menos 600 millones de toneladas métricas de hielo contenido en estos cráteres de impacto. Esta cantidad, en términos de combustible para cohete, sería suficiente para lanzar una nave espacial cada día durante 2.200 años, expresó el científico en la conferencia.

Lo que todos estos cráteres tienen en común es que grandes áreas de su interior nunca ven la luz solar. Las temperaturas de algunos de los cráteres permanentemente oscurecidos pueden llegar hasta los 25 grados Kelvin, es decir -284ºC, mucho más frío incluso que la superficie de Plutón, lo cual permite que el agua congelada permanezca estable.

El doctor Spudis explicó: "Es en su mayoría agua congelada pura y puede estar ubicada bajo unas cuantas decenas de centímetros de roca lunar. Esta capa protectora de tierra podría prevenir que los bloques de hielo puro se vaporicen incluso en algunas zonas que están expuestas a la luz solar. Ahora podemos decir con un buen grado de confianza que es posible la presencia sostenible del ser humano en la Luna. Es posible utilizar los recursos que se encuentran allí. Los resultados de estas misiones, que se han estado presentando en los últimos meses, están revolucionando totalmente nuestra visión de la Luna".

La sonda Chandrayaan-1 fue la contribución de India al conjunto de naves espaciales no tripuladas que han sido lanzadas a nuestro satélite en años recientes. Japón, Europa, China y Estados Unidos han enviado misiones con instrumentos para explorar el satélite de la Tierra con detalles sin precedentes. La misión LCROSS de la NASA, un cohete con una sonda, fue estrellada contra un enorme cráter en el polo sur lunar, lo que provocó la expulsión de hielo y vapor. Las medidas espectrales del material recogido tras el impacto del LCROSS indican que parte del agua congelada está en forma cristalina y no en la forma "amorfa" como las moléculas de agua se acomodan aleatoriamente.

Anthony Colaprete, jefe científico de la misión comentó: "No existe solo una forma de agua en la Luna; hay toda una gama que va desde el hielo relativamente puro hasta el agua absorbida (retenida por el suelo). En general, los resultados de las misiones recientes sugieren que podría haber varias fuentes de hielo lunar. Una forma importante con que se puede formar el agua es a través de la interacción con el viento solar, la corriente de partículas que constantemente salen del sol. La radiación espacial provoca una reacción química en la que los átomos de oxígeno que ya están en la tierra adquieren núcleos de hidrógeno para formar moléculas de agua y una molécula simple de hidrógeno-oxígeno. Esta agua "absorbida" puede estar presente en capas finas que recubren las partículas de la tierra lunar.”

Los científicos también informaron de la presencia de hidrocarburos, como etileno, en la pluma de impacto del LCROSS. El doctor Colaprete afirma que los hidrocarburos seguramente surgieron de la "química fría" del polvo interestelar acumulado en la Luna o que también pudieron llegar a la superficie lunar con cometes o asteroides. Los resultados del experimento Mini-Sar serán publicados en la revista Geophysical Research Letters.

Imagen: Mapa CPR del Polo Norte de la Luna. Cráteres “normales” (círculos rojos) producidos en áreas de impacto. Los cráteres “anómalos” (círculos verdes) tienen hielo de agua; por NASA.


Este artículo fue transmitido en la Radio Urbana 106.9 FM como parte del segmento "Ojo Científico" del programa Dimensión Urbana.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, será publicado en breve! Tus comentarios alimentan mi blog!
Thanks for your comment! It will be published shortly. Your comments feed my blog!