10 mayo 2010

Loxodonta africana

365especies.com Biodiversidad con nombre propio (o científico)

Loxodonta africana: "

Loxodonta africana es el nombre científico del elefante africano, el animal terrestre más pesado y el segundo más alto. Aunque no hace mucho tiempo su distribución comprendía todo el continente africano y parte del sur de Asia, en la actualidad sólo se encuentra al sur del desierto del Sahara. Los machos pueden alcanzar una altura de 4 metro y su peso puede exceder las 7 toneladas. Para transportar semejante 'mole', sus pies poseen almohadillas de tejido esponjoso que actúan como auténticos amortiguadores. De su labio superior nace una prominente nariz que consiste en una larga trompa o probóscide, con una desarrollada musculatura y con dos proyecciones en el extremo que funcionan como dedos, y con la que puede levantar hasta 250 kilos de peso. También utilizan la trompa para beber, alimentarse, emitir sonidos, para darse baños de polvo, derribar obstáculos, apartar vegetación… Enormes también son los colmillos de este paquidermo, de hasta 3 metros de longitud, y sus orejas, que funcionan como enormes abanicos que emplea para refrescarse. Su piel de color gris está profusamente arrugada, un recurso que le sirve para aumentar la superficie con la que eliminar calor.

Vive en sociedades matriarcales de 9 a 11 individuos. La matriarca, por lo general la hembra más vieja y grande, establece el ritmo de las actividades del grupo, que se desplaza en función de la escasez o abundancia de comida. Su alimentación consiste en hierba, arbustos y corteza, llegando a consumir 170 kilogramos en un solo día. Los machos suelen dejar las manadas al llegar la pubertad para viajar solos o en grupos de “machos solteros”. Alcanzan los 70 años de edad. Y aunque sufren achaques de artritis, conservan intacta su buena memoria a lo largo de toda la vida.

En efecto, estos mamíferos africanos tienen una memoria envidiable, y podrían incluso superar a los humanos en cuestiones aritméticas, de acuerdo con experimentos recientes. Otro detalle curioso es que, según un estudio llevado a cabo recientemente en Kenia, los elefantes africanos exhiben un curioso comportamiento ante huesos de cadáveres de su mismas especie. Según Cynthia Moss, del Fondo Amboseli para Elefantes, todo apunta a que visitan los huesos de sus parientes fallecidos. La investigadora lo atribuye a que poseen una memoria fantástica y pueden reconocer cuando un cadáver pertenece a un elefante, algo que no sucede con otras especies animales. 'Pero además', agrega Moss, 'realmente me atrevo a decir que son capaces de entender el concepto de la muerte'.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, será publicado en breve! Tus comentarios alimentan mi blog!
Thanks for your comment! It will be published shortly. Your comments feed my blog!