10 diciembre 2009

Consecuencias del Cambio Climático

La inmensa mayoría de los científicos coinciden en que el calentamiento global se relaciona al menos en cierto grado a las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero, que retienen el calor en la atmósfera como consecuencia de las actividades humanas.

“El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPPC) - un foro científico establecido en el marco de las Naciones Unidas en 1988 para reunir a miles de expertos en clima de todo el mundo - prevé que la temperatura global media ha sido influenciada por las actividades humanas en al menos 1°C y puede subir a lo largo de este siglo entre 1,4 y 5,8°C.”



Es posible que diferencias de 1 a 5 grados no parezcan alarmantes, pero durante la última Edad de Hielo, hace más de 11.500 años, la temperatura global era de solamente 5ºC MENOS que en la actualidad, ¡y fue cuando una gruesa capa de hielo cubría la mayor parte de Europa!

Hoy en día, el cambio climático, sea por calentamiento o por variaciones de otro tipo, está teniendo muchos impactos apreciables sobre todo nuestro planeta. Los datos que a continuación vamos a presentar son el resultado de rigurosos y sistemáticos estudios científicos desarrollados por diversos grupos de investigadores de diferentes países y publicados en prestigiosas revistas científicas, demostrando su validez, claridad y realidad.


Se están fundiendo los casquetes polares. En las últimas décadas, el área helada del Polo Norte se ha reducido en un 10%, mientras que el grosor de la capa de hielo se ha reducido en un 40%. Los datos obtenidos por los satélites canadienses y europeos muestran que el hielo de Groenlandia se está derritiendo y se trasvasa al océano a un ritmo cada vez más rápido.


Desaparecen los glaciares. Se calcula que nueve de cada diez glaciares en todo el mundo se están derritiendo. Se estima que el 30% de los glaciares de los Andes han desaparecido y el 75% desaparecerá para el 2050.



 Aumenta el nivel del mar. En el último siglo, el nivel del mar ha aumentado entre 10 y 25 cm, y se prevé que aumente hasta casi un metro para el año 2100. En América y Europa, corren peligro más de 100 millones de habitantes que viven en las costas. El agua del mar puede penetrar en tierra y salar tanto el suelo como los acuíferos. La revista Science publicó en marzo de 2006 un estudio que indicaba que para 2100 el nivel del mar podría subir hasta seis metros.



Pérdida de biodiversidad. Muchas especies de animales y plantas no podrán adaptarse a los cambios de temperatura. Especies como los osos polares, focas, morsas y pingüinos son especialmente vulnerables. En septiembre de 2005, la extensión del océano del Polo Norte había alcanzado su cota más baja, perdiendo más de 250 kilómetros en el norte de Alaska. Muchos osos polares se ahogaron o murieron de hambre, al no poder recorrer grandes distancias para obtener su fuente de alimentación. Los científicos también han observado que muchas especies están emigrando fuera de sus ámbitos históricos hacia climas más frescos. Por ejemplo, 36 especies de peces en el Mar del Norte (que se ha calentado 1,1ºC en los últimos 30 años) se han desplazado entre 50 y 400 kilómetros al norte, y 16 especies de mariposas españolas han ascendido 212 metros en las montañas.



Hambruna y Escasez de Agua. Una temperatura media más alta en tan solo 1 grado más del actual podría dejar a millones de personas sin comida. Un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) prevé la pérdida del 11% de la tierra de cultivo en los países desarrollados para 2080, con la consiguiente reducción en la producción de cereales. El agua ya escasea en muchas regiones del mundo. Casi una quinta parte de la población mundial, 1200 millones de personas, no tiene acceso al agua potable. Si la temperatura global sube entre 2 y 2,5ºC, esta cifra podría duplicarse con facilidad.



Condiciones meteorológicas extremas. Tormentas, inundaciones, sequías y olas de calor - se suceden con más frecuencia. Durante la última década, se han triplicado en el mundo las catástrofes naturales debidas al clima con respecto a la década de los 60, y en 2005 se produjo un récord de huracanes: 15, tres más que en el último registro, establecido en 1969. El huracán Katrina fue sin duda el más trágico y costoso de todos ellos, ya que provocó 1.300 muertes y unos daños materiales valorados en 80.000 millones de dólares aproximadamente. Los últimos estudios sugieren que hay un vínculo entre la intensidad del huracán y el cambio climático.

Sufre la economía. Evidentemente, el aumento de la frecuencia de estos episodios por unas condiciones meteorológicas extremas tiene repercusiones económicas de gran alcance. Un informe publicado en junio de 2005 por la Asociación de Compañías Aseguradoras británicas llamó la atención sobre el probable aumento de los costes derivados de las inundaciones debidas al cambio climático, que ascenderían, solamente en Europa, a más de 140.000 millones de dólares más al año para 2080. Como consecuencia de unas condiciones meteorológicas extremas cada vez más frecuentes, el precio de las pólizas de seguros subirá y las consiguientes respuestas de la política a las tensiones de la atención sanitaria y la agricultura alterarán aún más la situación socioeconómica en todo el mundo.

Propagación de las enfermedades. El cambio climático aumenta la probabilidad de que las enfermedades tropicales, como la malaria y el dengue, se extiendan a nuevas regiones, ya que las condiciones climáticas apropiadas para los mosquitos que transportan la malaria se desplazan hacia el norte. Se prevé que un aumento de 2°C pondrá en peligro a 210 millones de personas, que correrán el riesgo de padecer malaria, con un aumento epidémico potencial del 30-50% en el caso del dengue.

Si no tomamos medidas, el cambio climático provocará daños cada vez más costosos y afectará al equilibrio de nuestro entorno natural, que nos provee de alimentos, materias primas y otros recursos vitales. Esto perjudicará a nuestras economías y podría desestabilizar a las comunidades de todo el mundo. Sabemos que el ser humano esta impactando al clima y a los hábitats naturales, ¿por qué entonces hay personas q aun pierden el tiempo en discutir sobre esto? Lo que debemos hacer es disminuir nuestros impactos y empezar a tomar medidas de mitigación de los mismos. Tenemos que actuar ahora si queremos limitar el cambio climático.

Para ello será preciso realizar importantes cambios en nuestros sistemas de energía y transporte y contar con la contribución de todas las personas y de todos los sectores de la sociedad. Como individuo o familia puedes ayudar a disminuir la generación de gases invernadero disminuyendo tu consumo energético, compartiendo tu coche para transportar a varias personas, caminando y hacienda mas ejercicio en lugar de usar tu auto para cortas distancias, generando menos residuos y basura, y reciclando el papel, la materia orgánica y los plásticos. Con estas actividades no solo que ayudas a nuestro planeta, a tu futuro, y al futuro de tus hijos, sino q ¡ahorrarás dinero!

A nivel de la sociedad y los gobiernos se debe aumentar el uso de las fuentes de energía renovables, mejorar la eficiencia energética, usar formas más limpias de producir energía a partir de combustibles fósiles, emplear nuevos combustibles para el transporte, mejorar el aislamiento de los edificios y, a largo plazo, desarrollar nuevas tecnologías limpias, como el hidrógeno y la tecnología de las células combustibles (siempre que el hidrógeno se produzca con energía limpia). Es deber de todos los países establecer un marco para fomentar el uso de estas alternativas.

1 comentario:

  1. por favor ya no contaminen la tierra =)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, será publicado en breve! Tus comentarios alimentan mi blog!
Thanks for your comment! It will be published shortly. Your comments feed my blog!