03 diciembre 2009

VIH, SIDA y cómo saber si tengo

El VIH es el agente causante del SIDA. El SIDA corresponde a una afectación del sistema de defensas de nuestro cuerpo hasta quedar totalmente sensible a enfermedades oportunistas y tumores. No todas las personas infectadas por VIH desarrollan el SIDA y aquellas que lo hacen no es inmediatamente. Debido a que el paso del VIH al SIDA es progresivo, y que el SIDA presenta diferentes fases, la Organización Mundial de la Salud OMS ha reconocido cuatro estadíos en la infección:

“El Estadío I incluye al período de la infección con VIH que es asintomático y por ende no es categorizado como SIDA. El Estadío 2 incluye manifestaciones menores mucocutáneas, es decir laceraciones en áreas como la parte interna de la boca y del ano e infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior. El 3 incluye diarreas crónicas por períodos de más de un mes, infecciones bacterianas severes y tuberculosis pulmonar. En el Estadío 4 se observan masivas infecciones bacterianas y fúngicas como toxoplasmosis en el cerebro y candidiasis en el esofago, traquea y pulmones, así como el aparecimiento del sarcoma de Kaposi, un tipo de cáncer tumoral relacionado con el herpes."



Con tratamientos médicos adecuados, el desarrollo del SIDA se puede parar. Lastimosamente, muchas personas no saben que están infectadas con VIH sino hasta que es muy tarde.

“Gracias a muchos estudios de biología evolutiva y análisis médico, hoy en día existen medicamentos sumamente efectivos llamados “antirretrovirales” que controlan la replicación del VIH. De esta manera, es posible detener la pérdida de las defensas y recuperar la suficiencia inmunológica y así impedir el desarrollo de enfermedades oportunistas. Aunque no erradica el VIH, si el tratamiento con antirretrovirales es efectivo, la progresión del VIH a SIDA puede ser evitada."

Por esta razón, es vital que toda persona que estuvo expuesta a condiciones de riesgo, por ejemplo, si tuvo sexo sin preservativo, debiera realizarse una prueba para conocer su estado. Esta prueba es la única manera de diagnosticar certeramente la infección por VIH. Corresponde a análisis de sangre que detectan la presencia de anticuerpos o antígenos del VIH. Es importante recordar que los anticuerpos tardan en ser detectados entre 3 semanas y 3 meses después de la infección. Por esto, es siempre importante repetir la prueba luego de los 3 meses para verificar el resultado.

Obviamente, el análisis de VIH no es obligatorio y la persona debe entender sus implicaciones y el posible impacto del resultado. Es recomendable que la persona acuda a consejería y ayuda sicológica para manejar el tema. Pero recordemos, que es nuestra responsabilidad y deber conocer nuestro estado de salud y de estar con VIH, evitar contagiar a más personas.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, será publicado en breve! Tus comentarios alimentan mi blog!
Thanks for your comment! It will be published shortly. Your comments feed my blog!